Los tres restantes, entre ellos uno de 18 años, permanecen prófugos. La fuga, según declaró, se debió a haber escuchado que el régimen del centro iba a cambiar, para ser más rígido.

Las autoridades del INAU, mantienen contactos con familiares de los prófugos, para lograr que se entregen.