aniversario

El difícil camino de mantener un medio progresista

Publicado el 3/5/2013 - 4:10

Escribano Gustavo Enrique Yocca

Celebrar un año más en la vida de una empresa como LA REPÚBLICA es decidida y simplemente un acto de amor. Solo un grupo humano como el que integra este diario y sus empresas consorciadas es capaz de continuar con la proeza de mantener un medio de comunicación progresista y defensor de las causas de los más humildes.

Sin el sacrificio, el esfuerzo y la magia que el personal de este medio le pone a cada edición diaria, sería imposible estar en la calle en tiempos como este. La crisis que afrontan los medios en el mundo van minando todas las estructuras de sostenimiento del periodismo gráfico al que cada día le cuesta más mantenerse en pie.

En un mundo en el que el ciudadano consumidor (personaje muy de época), autorreferencial, egoísta, moldeado por las gramáticas audiovisuales y que se siente el garante de la lógica del mercado, un modelo de medio de comunicación que apuesta a seguir con su inquebrantable lucha por la verdad y los que menos tienen, va dejando de ser un proyecto atractivo.

Nadie duda de que la quintaesencia de un medio de comunicación debe tener una gran dosis de crítica, denuncia y reflexión aguda, pero esto no significa que no deba coadyuvar en el sostenimiento de un modelo progresista de gestión gubernamental por el que se luchó años, se derramó sangre y se perdieron cientos de vidas.

La subsistencia de los pocos medios de la izquierda uruguaya que hoy sobreviven en base al sacrificio y esfuerzo de quienes los dirigen e integran, siguen siendo el único freno a la restauración conservadora con que la derecha imaginaria, feliz en su capacidad desestabilizadora, sigue intentando apoderarse nuevamente del poder.

Los medios de la derecha siguen creyéndose los garantes de la virtud republicana, el freno último ante la “avanzada salvaje” de los bárbaros que hoy llevan el nombre y el rostro del populismo y están hace 8 años en el poder, y así nos lo hacen saber todos los días en sus tapas y editoriales.

Pero estos “fiscales implacables” no están solos en la pelea. Saben muy bien lo que deben hacer y cuáles son las herramientas para lograr su cometido. Cuentan además con un ejército cuyo rostro no es conocido por el ciudadano de a pie, y que trabaja silenciosa e incansablemente por desprestigiar a quienes intentan trabajar por una ciudadanía más y mejor integrada, con beneficios para todos, y más incluyente e igualitaria.

Es cierto que quienes hoy trabajan por los demás tienen sus minutos contados y su agenda cargada y con miles de problemas por resolver. También lo es que en general, tienen un respeto por el cuidado de la cosa pública y hoy que les toca gobernar viven dando el ejemplo permanente de que se puede ser honrado y trabajador; y que el pueblo terminará valorando estas virtudes a la hora de emitir su sufragio y ratificar al modelo progresista que hoy conduce a la mayoría de los países de nuestra patria grande.

Pero no es menos cierto que dichos dirigentes deben ser capaces de mirar en lo profundo y advertir que la pelea es y será siempre difícil. Que no solo basta con ser, sino que también es necesario parecer. Que no alcanza solo con hacer o intentar hacer las cosas bien, sino que es necesario que dichas acciones logren los niveles de visibilidad necesarios para que el común de la gente que lucha todos los días para llegar a fin de mes pueda seguir acompañando el proyecto de transformación iniciado hace casi 9 años.

Y en esa necesidad es en donde surge con claridad la importancia que tienen medios como LA REPÚBLICA. Hay poca gente que lo advierte, y son en general los “enemigos del progresismo” los que primero lo hacen. Y es por ello que intentan acallarnos, y es por ellos que viven desprestigiándonos, y es por ello que intentan de una forma u otra apostar por nuestra desaparición. La derecha especulativa financiera (que por supuesto no está integrada por todos los empresarios del país sino por un puñado de ellos) sabe perfectamente el daño que le hace a sus intereses que medios como los nuestros digan que hay cosas que están bien hechas. O que digan que pese a muchas cosas que faltan hacer, se están haciendo muchas otras bien. O que digan que hay un futuro posible para muchos uruguayos que hoy salieron de la pobreza y la indigencia como no ocurrió en años.

Porque decir todas estas cosas, mostrar todos estos avances, demostrar que las cosas se pueden hacer bien, pone a los “enemigos del pueblo” a un paso más lejos de poder retomar el poder que retuvieron durante 180 años. Y ese es el ágora que como eje de vida en común los une. Entonces está claro que no es menor que medios como el nuestro desaparezcan. Está claro que molestamos y dificultamos sus proyectos. Está claro que sin nuestras presencias las cosas se les harían más fáciles.

Ahora a esta altura, la pregunta se vuelve casi de perogrullo. Así como lo entienden los otros, ¿también lo entendemos nosotros? ¿El progresismo uruguayo lo tiene tan en claro como lo tienen quienes apuestan por nuestro fracaso? ¿Los propios medios progresistas que existen hoy también lo vemos así o vamos a seguir peleándonos entre nosotros en vez de sumarnos y empujar todos del mismo carro? Porque si hay algo que está claro es que nos necesitamos entre todos.

Que cada uno desde su lugar y su visión aporta mucho o poco pero seguramente algo para mantener a estos gobiernos en el poder. Y está claro que LA REPÚBLICA lo hace. Como que también lo hacen La Diaria, Brecha, Voces, Caras y Caretas y algunos más. Y también está claro que cada día vamos a ser más necesarios. Para ayudar. Solo para ayudar. Nosotros no gobernamos ni lo haremos nunca. Con carta de ciudadanía o sin ella. Nosotros estamos para hacer periodismo, para hacer saber las cosas que se hacen bien y las que se hacen mal.

Para acompañar a aquellos compañeros que el pueblo progresista ponga en el poder. Y creemos que de lo nuestro sabemos. Algo, pero sabemos. En estos más de dos años en que emprendimos esta aventura, es poco todavía lo que pudimos mostrar. Solo luchar por mantenernos en pie y recuperar prestigio, presencia y confianza. Pero hay mucho más por hacer, por mostrar, por edificar. Y en esta lucha seguiremos. Y hasta el último esfuerzo haremos. No sé si otros 25 años más, pero no duden que todos los que podamos.

Por eso, y aunque no sea el momento para festejos, ……….. amigos, empleados y lectores de LA REPÚBLICA………… Salud. !!!!!!

Y por supuesto …….. GRACIAS, MUCHAS GRACIAS, TODAS LAS GRACIAS.

Comentarios

  1. Luis Molina dice:

    Como he leído atentamente, quisiera aprovechar la oportunidad de que sea recíproco, y le llegue este mensaje haciendo algunos comentarios.
    Dice "periodismo gráfico al que cada vez le cuesta más mantenerse en pie" lo cual comparto y como me es posible económicamente, no falta en nuestro hogar, incluso cuando en la dura huelga de hace unos años, íbamos cada dos o tres días a retirar directamente en su sede, el ejemplar que debía salir a la calle, y no era repartido.
    "Y en esa necesidad es donde surge con claridad la importancia que tienen medios como LA REPUBLICA", cosa que destaqué en llamada que fue publicada, donde manifestaba que estuvo "implicada" directamente en el triunfo en 2004 del ENCUENTRO PROGRESISTA, primer gobierno `progresista y de izquierda en el Uruguay, desde el momento en que el 22 de noviembre de 1999, publicó un suelto con este título: "LA REPUBLICA rompe hoy su neutralidad y apoya la fórmula del cambio (Tabaré/Nin Ramos)".

  2. Luis Molina dice:

    Continúo: ""Entonces está claro que no es menor que medios como el nuestro desaparezcan", cosa que intuyo, sin pruebas, que pasó cuando desapareció toda la información digital, "gracias! a algún "desubicado".
    Le retribuyo al Sr. Director las gracias, por haber tomado la bandera, que le trapasó el Dr. Fasano.

Esc. Gustavo Enrique Yocca
Director responsable de la república gyocca@diariolarepublica.net

Tribuna

Imparable: Nacional goleó a Juventud y sumó su undécimo triunfo al hilo

Nacional goleó a Juventud de las Piedras por 4 a 1 con dos goles de Iván Alonso y los restantes de Henry Giménez y Gastón Pereiro, para sellar su undécimo triunfo al hilo, decimotercero del torneo y sumar de a tres para la tabla Anual.

Más Noticias

Región

Abuchean en Las Vegas a la hijastra del presidente mexicano

Sofía Castro, la hijastra de Peña Nieto, fue abucheada e insultada en Las Vegas por compatriotas indignados por el crimen de Iguala. Castro desató la polémica cuando se negó a hablar sobre Ayotzinapa porque -dijo- "vino a disfrutar"

Más Noticias