El edificio que sustituye a las Torres Gemelas, ha costado 2.600 millones de dólares y presumirá de ser el más seguro construido. Con una altura total de 541 metros se convierte además en el tercero más alto del mundo.

Para dejar constancia de la colosal altura, mientras se colocaba, se ancló una cámara a la antena y así todo mundo puede vislumbrar el vértigo de estar en lo más alto de Nueva York.

Vea el video