PLURALISMO

La verdad, aunque duela

Publicado el 3/5/2013 - 4:20

El peor favor que le puede hacer un revolucionario a su causa, es ser obsecuente. Tras un cuarto de siglo de lucha, LA REPÚBLICA jamás me censuró una nota en la que criticara al Frente Amplio, al gobierno o alguno de sus representantes. Critiqué sin pudores a ministros y senadores de mi propio partido sin […]

El peor favor que le puede hacer un revolucionario a su causa, es ser obsecuente.

Tras un cuarto de siglo de lucha, LA REPÚBLICA jamás me censuró una nota en la que criticara al Frente Amplio, al gobierno o alguno de sus representantes. Critiqué sin pudores a ministros y senadores de mi propio partido sin recibir jamás “esa llamada” sugiriéndome que bajara un cambio o alivianara el ataque. A algunos, y con respecto a la Ley de Caducidad, los diagnostiqué como víctimas del Síndrome de Estocolmo y no me tembló el pulso para escribir de otros los términos genuflexos y traidores. “Esa llamada” nunca llegó. Eso sí, cuando varias de ellas cayeron sobre el entonces director Federico Fasano, su respuesta fue una nota con una encendida defensa de la libertad de expresión de sus columnistas.

LA REPÚBLICA ha recibido muchas críticas por parte de sus lectores por difundir las ideas de personas que atentan contra los más caros principios de la izquierda o los intereses del gobierno nacional. Escribe aquí con frecuencia el blanquísimo y católico Leopoldo Amondarain y también se publicaron con frecuencia cartas de Esteban Silva, defendiendo a los Peirano y a los militares golpistas, pese a que sus ideologías son ajenas a la orientación del diario.

¡Qué diferencia con el órgano de prensa del Partido Nacional! Mientras que “El País” solo difunde lo que es conveniente a sus fines, LA REPÚBLICA no deja de publicar una noticia por temor a perjudicar al partido que apoya.

Cuando terminé “El Pozo de Pandora”, que entre otros temas trataba el incendio del Palacio de la Luz, visité al cronista de la página policial de “El País”, quien me atendió con mucha amabilidad y entusiasmo. “¡Esto saldrá en primera plana!”, exclamó más para él que para mí. Yo le sonreí y pensé “veremos”. Me sugirió que le llamara al día siguiente, que armaría la nota y la presentaría al director. Pocos días después me habló por teléfono y con una voz marcada por una genuina desilusión me dijo: “Mirá, discúlpame; pero me dijeron que no podía publicar la nota porque Volonté era director de la UTE cuando ocurrieron los hechos”.

Pese a que en el libro yo desvinculaba a Alberto Volonté de aquel siniestro que cobró la vida de varias empleadas y destruyó convenientemente muchos archivos que podrían haber arrojado luz sobre oscuras maniobras, “El País” optó por tratar de ocultar los resultados de mi investigación, por si las moscas… Sin embargo, “El pozo de Pandora” se convirtió en el más vendido del año.

Por otra parte, parece que la orientación política es una condición sine qua non para pertenecer al staff de ese medio. Durante la campaña electoral de 2009 la Asociación de Prensa del Uruguay denunció presiones a los periodistas del mismo. Con respecto a la “guerra” que “El País” reconoció estar realizando contra el candidato José Mujica, según decía el comunicado de la APU: “Los trabajadores hicieron saber a dirigentes del sindicato que no participan de esa postura y que, por esa razón, han debido soportar distintos tipos de presiones por parte de directivos del periódico y de dirigentes políticos del Partido Nacional”. En otro pasaje del comunicado se afirmaba: “En varios casos, hubo periodistas que decidieron retirar su firma de los artículos de su autoría debido a las modificaciones de fondo y forma que realizaron editores y directivos del medio”.

“El País” suele ofrecer material abundante y de buena calidad, pero quien busque información veraz tendrá que buscarla en otra parte.

En LA REPÚBLICA muchos han escrito criticando e incluso insultando a la misma, elevando loas a la oligarquía y a sus representantes de los partidos tradicionales. Mientras otros condenaban al silencio a sus opositores, LA REPÚBLICA les dio todo el espacio que requirieron. Fue el único diario que en medio de una campaña electoral ofreció a todos los partidos políticos una página para difundir gratuitamente sus propuestas.

De eso se trata: ser pluralistas mientras la derecha oculta noticias que pueden beneficiar a la izquierda. Seguiremos así, defendiendo lo que creemos justo y contando la verdad… aunque esa verdad a veces duela, cueste o nos perjudique, porque solo así seremos creíbles.

 

Enrique Ortega Salinas. Escritor, periodista

Política

Vázquez: Todos los trámites públicos por Internet para el 2020

El candidato a la presidencia por el Frente Amplio, Tabaré Vázquez anunció que para el año 2020 todo Uruguay estará conectado a Internet y todos los trámites públicos se podrán realizar por esa vía.

Más Noticias