El dispositivo, denominado ‘Scentee’, se conecta al teléfono en el orificio para el cargador y los tanques, con varios aromas, pueden ser instalados en la parte inferior del móvil. Para enviar un mensaje de olor hay que escoger uno de los aromas. Al presionar la aplicación ‘Puff’ en la pantalla del smartphone, las luces del dispositivo conectado se encienden y se libera una nube de olor. Obviamente para recibir ese oloroso SMS hay que tener instalado el gadget.