Un informe del Instituto Uruguay señala que las exportaciones con contenido tecnológico presentan mayor dinamismo que las exportaciones en general. Del total de las exportaciones del 2012, el 59% correspondió a productos primarios, seguido por las “manufacturas basadas en recursos naturales” con el 18%. Un 21% corresponde a las exportaciones con contenido tecnológico, bajo, medio y alto.

En el último quinquenio (2008-2012) el ritmo de crecimiento de las manufacturas basadas en recursos naturales se ha mantenido estable con un crecimiento en el entorno del 10% de promedio anual.

Según el Instituto Uruguay XXI, las exportaciones con contenido tecnológico alto (principalmente instrumentos de precisión, y máquinas y aparatos electrónicos) representan el 2% del total exportado en 2012, pero su crecimiento ha sido del 21% anual entre 2008 y 2012, es decir, más del doble que el crecimiento general.

Dentro de este sector de contenido tecnológico alto, el sector de productos farmacéuticos y químicos orgánicos creció sus ventas al exterior a una tasa del 7%.

Por su parte, dentro de las exportaciones de contenido tecnológico medio, los sectores que registraron mayor crecimiento en ese período fueron la industria química (15,9%), y dentro de este se destacan las exportaciones de Fungicidas (33%) y de Insecticidas con el 10%; le siguió en crecimiento anual fabricación de metales básicos y maquinaria (15,6%), donde podemos resaltar las exportaciones de juegos de cables para bujías de encendido (34%).

Dentro de las manufacturas de contenido tecnológico bajo, la industria maderera se presentó como un sector dinámico, creciendo las exportaciones de muebles y productos similares a una tasa de 30% y la fabricación de madera a una tasa del 28%.