4shared En marcha el gobierno de Maduro | Diario La República

maniobras desbaratadas

En marcha el gobierno de Maduro

Publicado el 25/4/2013 - 3:45

Desbaratadas en lo esencial (hasta ahora) las agresivas maniobras desestabilizadoras de Henrique Capriles y sus huestes, el gobierno de Nicolás Maduro inició su trayectoria. En la noche del domingo 21, a una semana del pronunciamiento popular, el presidente anunció la reestructuración de su gobierno, la designación de autoridades y las prioridades del programa de acción […]

Desbaratadas en lo esencial (hasta ahora) las agresivas maniobras desestabilizadoras de Henrique Capriles y sus huestes, el gobierno de Nicolás Maduro inició su trayectoria. En la noche del domingo 21, a una semana del pronunciamiento popular, el presidente anunció la reestructuración de su gobierno, la designación de autoridades y las prioridades del programa de acción que se propone poner en marcha recorriendo el país. El nuevo gabinete ministerial mantiene en su puesto a varios de los principales referentes del anterior gobierno e incorpora un número significativo de mujeres y de jóvenes de ambos géneros (de 40 años y menos) a la labor ejecutiva.

El plan de sesgo golpista orquestado por los derrotados en la elección (que recordaba los sucesos de abril de 2002) provocó 8 muertes y 61 heridos, todos ellos militantes del PSUV, ataques al canal de Telesur y del Canal VTV, a viviendas y mercados populares, a Centros de Diagnóstico Integral (CDI, que forman parte de la Misión Barrio Adentro y son atendidos en su mayoría por médicos cubanos), a varias sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE) y a los domicilios de sus integrantes. En el estado de Zulia, al noroeste del país y donde ganó Capriles, se registraron 3 muertos y más de 20 heridos, once CDI fueron dañados, y en el Hospital Universitario de Maracaibo, su capital, se atendieron 20 víctimas de atentados, heridos de bala y por objetos contundentes. Un trabajador del hospital murió por un tiro en la cara. Estas agresiones se sumaron al sabotaje eléctrico practicado antes del 14 de abril para dañar la maquinaria electoral.

En su alocución al país en la noche del domingo 21, Maduro denunció que los atentados proseguían. Y ello a pesar de que el CNE, como lo anunció el jueves 18 su presidenta Tibisay Lucena, había resuelto practicar una auditoría también en el 46% de las cajas que resguarda y que no fueron auditadas tras la elección de 14 de abril, al término de la cual sí fueron auditadas el 54% de las mismas, como establece la legislación vigente. La titular del organismo explicó que para realizar la evaluación “seleccionaremos una muestra que será auditada durante 10 días inicialmente”. Ahora Capriles, que había reclamado un recuento total, quedó sin argumentos. Pero los atentados siguieron. Es evidente que esta nueva auditoría no modificará el resultado electoral. Más que ninguna elección celebrada en cualquier país del mundo, la excelencia absoluta, la transparencia y la imposibilidad de fraude en la elección venezolana está certificada por técnicos y observadores internacionales que por cientos se hicieron presentes en Caracas y recorrieron el país. Sin ninguna excepción.

“Yo me voy con mi autobús y todos los ministros a recorrer todo el país” y a hacer “un gobierno de calle” a partir del lunes 22, fue el compromiso asumido por Maduro ante el pueblo, en una expresión típica del ex conductor de autobús del metro de Caracas y dirigente sindical de su gremio. El compromiso incluye la lucha contra la corrupción y el narcotráfico, y contra el burocratismo, “recortar la cabeza que haya que recortar”. A medida que iba nombrando a los titulares de los cargos ejecutivos, el presidente fue diseñando algunas prioridades esenciales, entre ellas: la afirmación de la paz con justicia, la reconciliación y la unión, un diálogo constructivo con todos los sectores políticos y sociales, la creación de un clima de tolerancia, de democracia y respeto mutuo. Un capítulo especial estuvo dedicado a la producción de alimentos, al perfeccionamiento de los sistemas de atención a la salud, a las misiones Barrio Adentro, la recuperación de hospitales, el aumento de salarios y el tema de la vivienda (en el cual pudimos apreciar avances notables). No faltaron referencias al problema del medio ambiente y el agua (bajo el rubro de ecosocialismo), de las telecomunicaciones e Internet, del servicio eléctrico (atención al sabotaje eléctrico perpetrado), y también al sistema carcelario: “los que meten armas y drogas en las cárceles deben ir presos”. Un lema emblemático es: pobreza 0 en 2019.

Con esos fines, bregará por la construcción de una nueva mayoría ciudadana. Se ha abierto un nuevo período y una nueva perspectiva en Venezuela, en continuidad con los 14 años de gobierno chavista. Toda la América Latina y caribeña (y las fuerzas progresistas del mundo) acompañan al pueblo venezolano en esta gesta con fraternidad y esperanza.

Comentarios

Niko Schvarz
Periodista