EDITORIAL

En España asoma la camisa negra

Publicado el 5/3/2013 - 1:59

España está al borde del precipicio. Su economía se derrumba como un castillo de arena. Incluso el Rey se ha convertido en el centro de las críticas, mientras ninguno de los partidos encuentra credibilidad. Hasta el Barcelona ha empezado a conocer la derrota, mientras el Real de Madrid, el ahijado de Francisco Franco, comienza a […]

España está al borde del precipicio. Su economía se derrumba como un castillo de arena. Incluso el Rey se ha convertido en el centro de las críticas, mientras ninguno de los partidos encuentra credibilidad. Hasta el Barcelona ha empezado a conocer la derrota, mientras el Real de Madrid, el ahijado de Francisco Franco, comienza a repuntar. Algo está pasando…

Hay hambre en las casas: los desocupados superan el 22% en España. Pero no todo queda en esos datos. El fantasma del franquismo se agita lentamente, aunque los grandes medios de comunicación traten de ocultarlo. Mejor no hablar, para que las cosas no existan, parece ser lo más recomendable; pero la vida es más rica de  lo que muchos creen.

Un militar nostálgico, el general Juan Antonio Chicharro, propuso el pasado 6 de febrero intervenir militarmente Cataluña para abortar la “ofensiva separatista-secesionista”. Según algunas versiones de prensa, la Asociación de Militares Españoles consideró hace un tiempo las reclamaciones soberanistas como “la frontera última de lo que no se puede traspasar y que pudiera terminar en un conflicto civil entre españoles que resultara en la desintegración de España”.

El operativo está en marcha. Chicharro no tiene pelos en la lengua: “El patriotismo es un sentimiento y la Constitución no es más que una ley”. Su razonamiento no es nuevo y por eso es extremadamente peligroso: es parte de la raíz ideológica del fascismo, porque refleja los dogmas de esa doctrina.

El analista Augusto Klappenbach (argentino-español) es categórico sobre esto: “La unidad de España, tal como ellos la entienden, está por encima de todos los españoles de carne y hueso. Y, por supuesto, de sus leyes”, escribió en una nota titulada “España, patria y democracia, las razones del fascismo”.

“Aún está fecundo el vientre que dio a luz esta escoria”, frase de Bertolt Brecha que aún, por desgracia, sigue vigente, incluso en España. Pero no solo en ella, y por eso siempre hay que estar alertas, fortaleciendo la convivencia democrática con participación masiva de la ciudadanía. Sabiendo que la pérdida de credibilidad en los partidos políticos es el primer paso hacia los golpistas fascistas, quienes quieren desempolvar sus camisas negras.

EDITORIAL

Política

La ambivalencia de Lacalle Pou

El candidato por el Partido Nacional oscila entre el mensaje de amor y paz y la crítica ácida al Frente Amplio. Con la positiva intenta suavizar sus ataques, mientras incita a sus votantes a “tener paz, unión y tranquilidad”.

Más Noticias

Tribuna

Con inicios como el de Racing, los chicos siempre fueron campeones

La campaña del sorprendente Racing, con 19 puntos en 7 fechas, presenta una estadística que no supera ninguno de los 16 equipos chicos que fueron campeones de torneos cortos. Solamente la igualan el Danubio campeón del Apertura 2001 dirigido por Krasouski, el Danubio campeón del Clausura 2002 conducido por Fossati y el Defensor campeón del Clausura 2009 que dirigía Da Silva.

Más Noticias